Fundación BiscayTIK - Bake Eder, la sede de BiscayTIK, participa en el evento Open House Getxo, abriendo las puertas a las personas que quisieron acercarse

Logotipo del ayuntamiento o mancomunidad

Noticias

 

La fiesta de la arquitectura Open House Bilbao, el mayor festival de puertas abiertas, ha vuelto en 2019 a Bizkaia, contando en esta ocasión con Getxo como novedad, que se suma a Barakaldo y a Bilbao en el evento anual en el que se pueden visitar algunos de los edificios más singulares de Bizkaia. Este evento, organizado por OUT Arkitektura Kolektiboa, como parte del Open House Worldwide Family, ofrece visitas gratuitas a cerca de un centenar de edificios y espacios acompañados por  personas que hacen de guías de forma voluntaria.

El Palacio Bake Eder ha abierto sus puertas a lo largo del fin de semana, durante sábado y domingo, para que varios centenares de personas puedan observar de cerca la transformación de un edificio emblemático de Getxo, uno de los símbolos de la prosperidad de Getxo, y que fue abandonado durante años, sufriendo un incendio, que en la actualidad se ha convertido en la sede de la Fundación BiscayTIK, perteneciente a la Diputación Foral de Bizkaia. Esta antigua villa palaciega, con su reconversión y con la construcción del edificio acristalado que lo complementa, es un ejemplo de la evolución y el desarrollo de Getxo en los últimos años.

Asimismo, esta cita ha servido para dar a conocer más sobre el impresionante complejo arquitectónico formado por el Palacio Bake Eder, el volumen acristalado de nueva planta, la casa del guardés y un riquísimo patrimonio natural formado por árboles de gran porte.

El edificio inicial, el Palacio Bake Eder, de estilo Old English, es obra del arquitecto donostiarra Luís Elizalde y su etimología alude a sus bellos detalles arquitectónicos: eder (‘hermosa’ en euskera). Su primer propietario, José María González Salazar, era cuñado del segundo propietario, Luis María Aznar Tutor (1862-1929), un empresario relacionado con la industria naviera. Debido a ello, este lugar es popularmente conocido como “la finca de los Aznar”. Este segundo propietario encargó una reforma al arquitecto Manuel M.ª Smith en 1909, esté incorporó detalles de estilo inglés con otros pintoresquistas nórdicos. Su reforma, se basó en la elevación de una torre y un cuerpo alargado a modo de torre, alcanzando un espectacular desarrollo en altura destacando entre el resto de residencias de Las Arenas, como símbolo de poder y ostentación.

Además de esta, otra de las rehabilitaciones más destacadas del palacio es la llevada a cabo por Rafael de Garamendi en 1942.

En los años 80, tras un incendio, el edificio fue definitivamente abandonado.

En 2001 el Gobierno Vasco declaró el Palacio Bake Eder conjunto artístico monumental y en 2008 el Ayuntamiento de Getxo lo cedió a la Diputación para albergar el Centro de Conocimiento BiscayTIK.

Este proyecto fue llevado a cabo por el equipo de G&C arquitectos y plantea como unión entre ambos edificios un cuerpo bajo acristalado que evita alterar las fachadas del palacio, además de crear un espacio entre ambos edificios relacionando las edificaciones también con el jardín.

 

CONTACTO

Recepcionista
ATENCIÓN CIUDADANÍA
ATENCIÓN FUNCIONARIADO